¿Jugará?

593

El 19 de septiembre de 2015, Argentinos Juniors y Boca disputaban la fecha 25 del campeonato de Primera División, en el Estadio Diego Armando Maradona, con el equipo encabezado por Néstor Gorosito y sus 11 titulares (Gabbarini, Laso, Torrén, Matricardi, Garré, Ham, Ledesma, Lenis, Cabral, Franzoia y Rinaldi).

Desde el comienzo del encuentro pudo verse que había “pica” entre algunos jugadores, como Lenis con Lodeiro y Monzón, ó Tevéz con Torrén y Ham, pica que desafortunadamente terminó en una trágica tarde para el joven futbolista surgido del Bicho.

Al minuto 30 del segundo tiempo, en una pelota dividida, Carlos Tévez impacta fuertemente en la tibia y peroné del juvenil Ezequiel Ham, generándole una fractura que le demandó más de 8 meses de recuperación.

¿Cómo siguió la carrera de Ham después de la lesión?

El 22 de mayo de 2017, 610 días después de la terrible lesión, el Turquito volvió a las canchas, ovacionado por la gente, en el partido frente a Almagro por la B Nacional, pero después no tuvo mucha continuidad en la Primera División.

Al poco tiempo, en enero de este año, Ezequiel fue cedido a préstamo al Gifú de Japón, equipo que milita en la Segunda División del fútbol nipón.

Llega Boca y los hinchas comenzaron a expresarse 

Los hinchas recuerdan muy bien aquel episodio, y lo hacen notar cada vez que se acerca un partido ante Boca. Ya comenzaron a expresarse y seguramente lo harán durante el partido.
Las redes sociales explotan en contra del delantero Xeneixe. El tema es excluyente en esta semana previa, se habla en todos lados, bares, calles, donde se encuentran dos hinchas del Bicho aflora el tema. Mucha bronca contra Tévez por varios motivos, la impunidad de ese día, le atribuyen malicia en la acción, y que luego apareció en el sanatorio para sacarse la foto junto a Ham para después desaparecer. Hay que sumarle que “el Turquito”, toda su vida en el club, es muy querido por la gente y la grave lesión cercenó su carrera en plena ascenso.

Después de ese episodio, Boca volvió a La Paternal pero el Apache no.
Está la necesidad de desahogo de los hinchas por lo ocurrido, mucha bronca contenida.
Todo esto hace que su presencia no sea grata en el Diego Armando Maradona y se lo van a hacer notar.