Shana Tová 5779

165

Felicidades a toda la comunidad judía por el año nuevo que comienza, y en especial a los hinchas de Argentinos Juniors que nos siguen día a día.

Año Nuevo es, además de tiempos de festejo, el inicio de tiempos de reflexión.
Hoy se firma la sentencia, pero estamos recién ante un juzgado de primera instancia.
Ahora corren los plazos procesales: 10 días para apelar el dictamen.
Una especie de Corte Suprema, cuyo resultado ya será irreversible.
De ahí la solemnidad del Día del Perdón (Iom Kipur).
La apelación consiste en enmendar lo roto, en comprender al otro.
En zanjar las grietas que nos separan.
Y esperemos que, alguna vez, sea tal y como está escrito: “cambiaran sus espadas por arados y sus armas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, y no se adiestran más para la guerra…”

Qué así sea.
Feliz Año Nuevo.