Todo por hacer

Superliga, fecha 16: El Bicho cayó por 2 a 0 en Santa Fe

613

Argentinos Juniors ha vuelto del receso dando la misma pena con la que ha terminado el semestre anterior, pero eso si, con algunas caras nuevas. Esta diferencia – no menor – hace que, por lo menos, la naturaleza depresiva y deprimente de este equipo se transforme, tal vez a partir de mañana, en una suerte de esperanza.

Esperanza que, con Diego Dabove en el banco de suplentes, la cosa cambie. Esperanza de que algunas de las numerosas incorporaciones (de ahora o del semestre anterior) dejen de ser promesas y se transformen en realidades.

Pero para eso habrá que esperar, al menos, hasta la semana que viene.

Futbolísticamente, la derrota en Santa Fe mostró muchos más errores recurrentes del periodo anterior que destellos de aquello nuevo que puede llegar a verse en el futuro. Carlos Quintana, una de las nuevas incorporaciones, cometió errores muy grandes que devinieron en gol y en situaciones claves para Colón. Fausto Montero, ya con un par de ciclos encima, hace rato dejó de ser una figura del equipo para convertirse en un jugador a reemplazar, no sólo la semana que viene debido a su expulsión (en el mejor momento de Argentinos), sino también de cara a los nueve encuentros que quedan.

¿Para qué seguir con el resto del equipo? Si a la vista ha quedado que hasta Federico Lanzillotta y Alexis Mac Allister no mostraron nada de lo que, se sabe, pueden hacer.

Por ahora, frustración y tristeza, el próximo sábado, final 2 de 10. No queda otra que revertir el presente.