¡Así no!

Superliga fecha 18: Defensa y Justicia 2 Vs Argentinos Juniors 1

721

Argentinos Juniors continúa dando pena en su, por ahora, irremediable camino a la B Nacional. Perdió un partido en el que había logrado anular la salida del local, Defensa y Justicia, y en el que, sobre todo, había convertido (de pura suerte, jugador diestro, fuera del área, gol de zurda al ángulo) y se había puesto en ventaja.

Muchos errores pueden marcarse del planteo y desarrollo del encuentro (cierto es, con el diario del lunes) y sin embargo, ninguno de ellos puede decirse que no era obvio, o cantado.

La elección de los 11 y del banco de suplentes

Desde el arquero hasta el delantero, la elección de Diego Dabove reflejó las dudas que tiene el director técnico sobre sus jugadores. Si Federico Lanzillotta era el arquero titular elegido para el campeonato ¿por qué luego de cumplida su expulsión no volvió al arco? ¿Por qué Raúl Bobadilla (que sigue sin mostrar absolutamente nada) reemplazó a Enrique Borja, que había hecho un buen partido frente a Belgrano? ¿Por qué habiendo traído mediocampistas de sobra, se apuesta en el primer cambio al retorno de Francis Mac Allister, que hasta ahora alternó partidos malos y malos? ¿Por qué armar un banco de suplentes con tres delanteros, si ninguno de ellos será puesto en el partido?

El desarrollo

Defensa y Justicia es un equipo que tiene un rendimiento físico privilegiado, no ha sido derrotado en ningún partido del campeonato, aún habiendo comenzado perdiendo al menos, 6 de ellos. “El equipo de Sebastián Beccacece te liquida, hasta el minuto 95 no podés especular”, es una frase que todos hemos escuchado o dicho al menos, un par de veces. Sabiendo esto, ¿Por qué mandar a todo el equipo atrás? ¿Por qué entregar el dominio del partido? ¿Por qué romper un planteo que estaba funcionando más o menos bien?

Esto último es quizás, lo peor de lo que se vio esta tarde noche en Florencio Varela, la absurda e infantil idea de que sumando defensores puede salvarse algo. Y por supuesto que el responsable de este craso error es Diego Dabove. ¿Cuántas veces puede funcionar? ¿Cada partido que Argentinos vaya ganando va a pasar lo mismo?

En el Bicho reina la incertidumbre, son todas preguntas y el caos es evidente. No reina la anarquía, pero parece faltar poco para que eso ocurra. Sólo una victoria ante Estudiantes de La Plata puede comenzar a revertir el presente. Por lo pronto las lágrimas comienzan a brotar en los ojos de cada hincha que ve el presente repetir el pasado.

A propósito, los hinchas nunca serán los responsables de las malas decisiones dirigenciales y deportivas. Quienes acusan a los hinchas genuinos de “no apoyar” o de “tirar mierda”, lejos están de querer al club, lejos están de poner a Argentinos Juniors por delante de sus propios egos y fantasías de soberbia y superioridad.