Época de balances
Escrito por Martín Surpín    Miércoles 22 de Diciembre de 2010 16:50    PDF Imprimir Correo electrónico

Argentinos Juniors: Balance futbolístico Ya finalizado el torneo, Argentinos Pasión realizó un análisis del segundo semestre de Argentinos Juniors, del campeonato a la desilusión y de la desilusión a la esperanza.
 Para empezar, mejor hacerlo desde el principio; ¿En qué contexto asumió Pedro Troglio en Junio de 2010? Argentinos Juniors había salido campeón del fútbol argentino después de 25 años muy difíciles en donde se había debido jugar en canchas prestadas y donde también se sufrieron un par de descensos y promociones.
 Luego de este período negro sobrevino la mejoría y en el 2008 el bicho había logrado jugar la Copa Sudamericana (siendo eliminado por Estudiantes en la semifinal).

  La coronación del 16/05/2010 había sido un evento extraordinario, a lo largo del torneo el bicho había desplegado de la mano del Bichi Borghi, un juego agresivo basado en una línea de tres segura, comandada por Matías Caruzzo, un mediocampo de nivel internacional integrado por el Pichi Mercier y Néstor Ortigoza y una delantera que mezclaba jugadores de experiencia como Pavlovich y Calderón con jóvenes explosivos como Coria y el Chuco Sosa, entre otros.

  Este equipo había logrado inflar el pecho de cada uno de los hinchas de Argentinos, enamorando a propios y a extraños con su juego, que no variaba de estadio en estadio, de local ni de visitante y que siempre privilegiaba el fútbol por abajo y el toque seguro, en definitiva, el buen fútbol que el hincha quiere ver y disfrutar.

  Por eso cuando Troglio, recién llegado de Cerro Porteño, fue consultado sobre cuales serían sus pretensiones y sistemas de juego que utilizaría, no tuvo muchas variantes ni dudas al respecto, el sistema sería el mismo que tuvo Borghi y sus pretensiones que se vayan los menos jugadores posibles.

  Lo cierto es que de los campeones se fueron Borghi, Peric, Caruzzo, Coria, Canuto, Pavlovich, Calderón, Sosa y Raymonda. Las bajas eran importantes pero no se sentía a priori, que el plantel había sido desintegrado, sobre todo porque el eje Ortigoza - Mercier seguía estando. Sin embargo eran necesarios obviamente, refuerzos para cubrir estas bajas, sobre todo en el sector de ataque.
Se contrataron y regresaron entre otros, Navarro, Escudero, Torren, Ocampo, Blandi, Escobar, Niell, Straham y Vargas.

  En un principio las incorporaciones en ataque eran promisorias, Blandi era el juvenil goleador de la reserva de Boca Juniors y Vargas el jugador de experiencia que haría las veces de Pivot y referente del equipo en la delantera, a ellos se sumaba el regreso de Niell y la incorporación de Escobar. En el mediocampo el elegido era Ocampo; en el lateral se había optado por el regreso de Sergio Escudero, quien había tenido un buen desempeño en el equipo de 2008 que había jugado la Sudamericana, este viejo conocido tampoco podía ser entendido como innecesario.

  ¿Por qué el equipo campeón terminó haciendo una campaña mediocre? En principio puede decirse que muchas de las incorporaciones no cumplieron con las expectativas, Ocampo comenzó ilusionando, pero las lesiones y su bajo estado físico atentaron contra su juego, Blandi y Escobar no fueron definitivamente lo que prometían y Vargas mostró un estado físico muy por debajo de lo necesario para poder estar a la altura de las circunstancias en este torneo.

  Y si para ganar hay que meter la pelota en el arco rival, entonces el equipo tenía un problema grande y este tal vez, fue uno de los principales motivos por los que el equipo no sumó más puntos. Fueron necesarias casi 15 fechas para que sólo el enano Niell comience a nivelar esta deficiencia, que aún hoy persiste.

  En la defensa puede decirse que no hubo grandes problemas, Navarro demostró estar en un gran estado y la incorporación de Torren fue un buen punto en las elecciones de Troglio, Prósperi, Sabia y Gentiletti continuaron jugando en un nivel muy alto y en las últimas fechas los ingresos de Berardo y Pistone presienten un buen futuro en este sector. También en el mediocampo Ortigoza y Mercier siguieron siendo una de las mejores duplas del torneo. La contrapartida en este sector fue Sergio Escudero, que nunca se acomodó al equipo y muchas veces parecía quedar a mitad de camino en cada jugada del partido. El buen debut de Lucas Rodríguez en este sector sea tal vez la alegría que faltaba para poder llenar este espacio vacío.

  Ahora bien, hasta acá llegaron algunos de los desempeños aceptablemente regulares en el Apertura. Con sólo rever los títulos de Argentinos Pasión desde la primera fecha hasta casi la mitad del torneo alcanza para recordar cómo le costó al bicho poder mostrar algo positivo en su juego colectivo.

1ra. Fecha: Mal debut para el Campeón (AAAJ 1 - Huracán 2)

2da. Fecha: Cuestión de actitud (Independiente 1 – AAAJ 1)

3ra. Fecha: La bronca y la impotencia (Vélez 2 – AAAJ 0)

4ta. Fecha: Reequilibrándose (AAAJ 0 - River 0)

5ta. Fecha: El bicho no se levanta (Arsenal 1 – AAAJ 0)

6ta. Fecha: Tocando fondo (AAAJ 1 – Newell’s 2)

7ma. Fecha: Pesadilla (Quilmes 2 – AAAJ 2)

8va. Fecha: Por fin (AAAJ 1 – Banfield 0)

9na. Fecha: Suma puntos y confianza (Gimnasia 2 – AAAJ 4)

  Estos resultados más la dolorosa eliminación temprana de la copa Sudamericana fueron determinantes para que comiencen las dudas sobre la continuidad de Pedro Troglio al frente del plantel. Sin embargo, se mantuvo la confianza desde la comisión directiva y Troglio logró finalizar el torneo con mucha mejor imagen de la que tuvo cuando éste comenzó.

  Otras fallas que deben tenerse en cuenta de cara al próximo campeonato y la copa Libertadores (además de la ya citada falta de poder ofensivo) son los tremendos altibajos que el equipo tuvo de un tiempo al otro. Tal vez por la preparación física, tal vez por indicaciones tácticas, los cierto es que estos bajones sorprendían tanto que muchas veces el equipo parecía uno en un tiempo y otro en el otro.

  El hincha de Argentinos Juniors no es un hincha “fácil”, está acostumbrado por suerte, a ver grandes equipos y encima viniendo de un campeonato como lo fue el del equipo del Bichi Borghi, es entendible que cada uno quiera y desee que el equipo vuelva a mostrar y a jugar este tipo de fútbol. Lo cierto es que si esto sería fácil, los títulos llegarían por decantación.

  Por eso no es fácil lo que viene para Troglio y la comisión directiva, es hora de comenzar a mover fichas, el mercado de pases y las incorporaciones serán fundamentales para el próximo año.
  Ya suenan algunos nombres y por desgracia algunas bajas. Lo cierto es que si bien no hay que descuidar el torneo, la copa Libertadores es el sueño y para el hincha, el principal objetivo del 2011.

 

Para Argentinos Pasión, Martín Surpín
Donde está el Bicho está Argentinos Pasión
Donde está el Bicho
está Argentinos Pasión
8 años junto a vos
 
Escuchá todos los programas del Bicho
Grupo Mega
Si querés publicitar con nosotros...
Seguinos por twitter @argpasion
Sporting, el más Bicho en deportes
Hacete Socio
Museo