Gaspar Iñíguez: “Me tomó todo de sorpresa”

Argentinos Juniors: Nota a Gaspar Iñíguez   Debut absoluto de Gaspar en la Primera de Argentinos Juniors, ¡y de qué manera!. Jugando un partidazo ante el último campeón del fútbol argentino, marcando excelentemente a jugadores de la talla de Guillermo Franco y Juan Manuel Martínez, e incluso ejecutando los tiros libres del equipo. El nuevo pichón de crack del equipo de Néstor Gorosito charló con la mesa de Argentinos Pasión, en nuestro programa radial de los Domingos, y esto fue lo más saliente que dijo el  joven número 5.

   “Me tomó todo de sorpresa, entrené en el equipo titular en la semana, y quedé”, comenzó diciendo Iñíguez con voz vergonzosa, porque no está acostumbrado a los reportajes. Luego recalcó la importancia del apoyo brindado por el resto del plantel y el cuerpo técnico: “Todos mis compañeros me hablaron y me bancaron, hasta Gorosito, que me pidió que juegue como lo venía haciendo en Reserva, y que esté tranquilo”.

   Como en todo joven que debuta, los nervios están presentes, y está vez no fue la excepción: “Arranqué un poco nervioso pero después los nervios se fueron con el tiempo, y pude mostrar un poco de mi juego”. También analizó el clima en las tribunas y, al igual que muchos jugadores, coincidió que se vivió como un clásico: “Los jugadores sentimos que el partido era como un clásico. Teníamos que ganar si ó si, por nosotros y por la gente, que nos dio un gran apoyo. Por suerte lo logramos, y jugando muy bien”.

   Con respecto a la jugada dudosa, que finalmente el árbitro Diego Abal decidió no pitar, pero que la afición de Liniers vio como claro penal, Iñíguez confesó que cometió una infracción dentro del área de Nereo Fernández: “Fue penal, lo toqué abajo. Me asusté mucho pensando que lo cobraban, pero el jugador de Vélez exageró mucho, por eso no lo cobraron”.

   Lo que pocos saben es que este joven mediocampista estuvo a punto de irse de Argentinos Juniors en edad de Novena División, ya que el club español Barcelona vino a buscarlo y ofreció 2 millones de dólares por Gaspar. El club decidió preservar al jugador, en quien ya se veía un futuro enorme, y rechazó la oferta del club catalán.

   Retornando al partido, Iñiguez contó que su familia lo acompañó en todo momento, y se hicieron presentes en el Diego Armando para observar su debut: “Vinieron a verme mis hermanos, mis viejos; estaban todos mis seres queridos presentes y apoyándome”.

   Finalmente confesó la gran relación que mantiene con el otro joven mediocampista central que tiene el club, Matías Laba: “Mati es un gran amigo y sabe que le cuidé el puesto por un tiempo. Seguí su participación en los Panamericanos y la rompió, jugó muy bien”.

   Qué lindo soñar, en un futuro no muy lejano, con un doble cinco Laba-Iñíguez, ¿no?.

Para Argentinos Pasión, Alejandro Giordano
Donde está el Bicho está Argentinos Pasión
Donde está el Bicho
está Argentinos Pasión
9 años junto a vos