Julio Barraza: “Estamos en plena etapa de adaptación”

    Argentinos Juniors: Julio Barraza en los estudios de Argentinos Pasión, en Radio Doppler 

       Con el arribo de Claudio Borghi a La Paternal, en el club se viven tiempos de cambio. La ilusión de la gente se renovó y el equipo intenta desplegar un juego vistoso. Sin embargo, hay rasgos que se mantienen desde la antigua conducción de Ricardo Caruso Lombardi. Por ejemplo, Julio Barraza continúa siendo el capitán de Argentinos Juniors, la voz de mando del grupo. “La cinta me da el poder de hablar con el árbitro o con los dirigentes, pero en el vestuario tenemos todos el mismo peso. Hasta el más chico es escuchado”, contó desde los estudios de Argentinos Pasión.

       Es sabido que Borghi, a medida que va caminando, va dejando anécdotas. “El día que llegó pidió hablar conmigo. Cuando fuí, lo miró a (Adrián) Domenech y le preguntó: ‘¿Y este quién es?’. Fuímos hablando del club y entramos en confianza. Le dije que yo iba a entender si él quería cambiar de Capitán. ‘¿Qué, tenés miedo?’, me contestó. Para mí es un orgullo que un técnico como él me dé esta posibilidad”, declaró, entre risas, Barraza.

       El plantel también es consciente de que en el Diego Armando Maradona se respiran aires distintos. Con un entrenador que vino a respetar la filosofía de juego de Argentinos, el hincha está esperanzado y más calmo. “Desde la llegada del entrenador, y de Leo Pisculichi también, se ha generado mucha expectativa en la gente y en nosotros mismos. Eso nos hace jugar más relajados”, destacó el defensor.

       No obstante, el cambio de esquema es un pequeño escollo que hay que superar: “Estamos en plena etapa de adaptación. Asumimos muchos más riesgos con la línea de tres. Me estoy adaptando a la posición, el otro día me costó un poco, pero voy agarrando el ritmo y la confianza necesaria”.

       “El objetivo es tratar de jugar bien, y salir jugando, no tirar pelotazos. Pero somos conscientes de que debemos arriesgar sólo cuando se puede, no podemos cometer locuras, porque un error se paga caro”, explicó el Capitán.

       En un torneo corto, y con el difícil objetivo de escapar de la zona de descenso, debutar con el pie derecho ante un rival directo es una gran inyección anímica. “Empezar ganando era algo importante. Sabíamos que Godoy Cruz era un rival complicado, directo en la pelea, y demostró buen juego. Intentaron jugar por abajo y no se desesperaron, fue un rival más que digno”, analizó el nacido en Santa Fe.

       Sin embargo, con el Mundial en Junio y en un torneo tan competitivo, el plantel tendrá un partido tras otro y se verá obligado no relajarse y pensar siempre en el siguiente rival: “Enfrente vamos a tener a un equipo que viene golpeado, pero el último partido fue mentiroso (0-3 vs Racing). Colón generó situaciones, y no convirtió por mala fortuna. No podemos confiarnos  porque la podemos pasar mal”.

       Barraza se encuentra hoy peleando en la tabla de abajo, pero también supo disfrutar de la gloria y sabe lo que es dar una vuelta olímpica. “Se vive distinto la pelea de un campeonato que la del descenso. Cuando te va bien es todo color de rosa, el día a día es muy llevadero. El año pasado fue todo lo contrario. Mi señora tuvo que empezar con la psicóloga porque la volví loca. Por las noches yo no dormía, es algo que uno no puede manejar”, confesó.

       Pero, en la actualidad, la confianza es otra y los ánimos están más relajados. También es otro el cuerpo técnico, y desde hoy habrá una cara nueva: Diego Placente vuelve al club que lo vio nacer para ayudar y, además, limpiar la conflictiva salida que tuvo. “Diego es una excelente persona, por eso creo que hoy vuelve al club. De no ser así, el entrenador no lo hubiese llamado. Estamos contentos, sabemos que puede aportar mucho porque quiere muchísimo al club”, cerró el capitán de Argentinos.

    .

    Para Argentinos Pasión, Gabriel Beceyro

    Seguime por Twitter
    Donde está el Bicho está Argentinos Pasión
    Donde está el Bicho
    está Argentinos Pasión
    El Sitio de Internet más antiguo del club, 11 años juntos