Inicios y profesionalización del fútbol argentino

Pasión, 'inicios del fútbol argentino', casinos, apuestas, 'apuestas online', bingo, 'bingo online', ApuestasFutbol.com

   Que el fútbol criollo nació en 1931 es un argumento tan extendido como incierto. A lo largo de estas líneas queremos contarte la otra verdad…  Mencionaremos, a título informativo, que el Boca Juniors fue quien se hizo con el primer título llamémoslo ‘profesional’ ese supuesto año de nacimiento, habiendo sido también campeón la temporada previa -considerada aún ‘amateur’. 

   El dilema se genera porque con el paso de los años se potenció una especie de escisión histórica entre los partidos jugados hasta 1930 y los disputados a partir de entonces. Y realmente no existe tal abismo. 

Tiempo Amateur

   Durante los años 20 la Selección Argentina se alzó con cuatro Copas América: 1921, 1925, 1927 y 1929. Esa es, junto 1940, la década más exitosa a nivel continental para Argentina. Precisamente, en el primer logro internacional de la selección, en 1921, intervino el histórico Julio Libonatti cuyo gol dio la victoria al equipo frente a Uruguay por 1:0. Un glorioso tanto del rosarino que hizo enloquecer a los 25.000 espectadores presentes. No es de extrañar que, al oír el pitido final, el público invadiese el campo para celebrar la victoria levantando a hombros al héroe del partido. 

   Pocos años después, en 1925 Libonatti sería vendido al Torino, haciendo una vez más historia por tratarse del primer futbolista de América transferido a Europa y el primer argentino que jugó en un conjunto italiano. De esta manera se iniciaba la marcha de los grandes, un éxodo que continua a día de hoy. 

   Ese mismo año, 1925, Manuel Seoane como parte del combinado blanquiceleste fue designado como el mejor del torneo. Asimismo, el que fuese el Maradona de la época, un auténtico crac, sería nombrado otra vez jugador más destacado dos años después, en 1927. 

   Sin embargo, en el Sudamericano de Perú de 1927 no sólo sobresalió La Chancha, sino que además lo hizo Manuel Ferreira. Nolo se mostró en la escena internacional como maestro del balón y se consagró como referente en los primeros tiempos del profesionalismo. No en balde, en las Olimpiadas de Ámsterdam (1928) el mundo le bautizó como “El Piloto Olímpico”.

   Finalmente, en la competición continental de 1929 -cuarta victoria para Argentina- Carlos Desiderio Peucelle marcó un gol del total del 3-0 a Perú. Por aquel entonces, Peucelle jugaba en el Sportivo Buenos Aires pero dos años más tarde, en 1931, pasaría a formar parte indiscutible de la historia del deporte argentino cuando el River Plate lo compró por 10.000 pesos. Es por este fichaje que surgió el apelativo Millonarios para designar al club de Núñez. 

Medalla de Oro en Atenas

   Llegaron los años 2000 y con ellos la primera medalla de oro en unos Juegos Olímpicos para la Argentina. Concretamente, la selección dirigida por Marcelo Bielsa subió a lo alto del podio en Atenas 2004. Hasta ese momento los albicelestes habían disputado dos finales: 

– Amsterdam 1928
– Atlanta 1996

   Sorprendiendo al mundo…

   En este punto cabe mencionar que el desconocido fútbol sudamericano entró en escena, con Uruguay como protagonista, en las Olimpiadas de 1924 en París. Muy pocas oportunidades les auguraban los medios europeos, que incluso irónicamente narraron “que era raro que un combinado nacional haga tal sacrificio de viajar al Europa sólo para aprender”. 

   No obstante, los ‘aprendices’ llegaron a la final y derrotaron al ‘maestro’ Suiza por 3-0, lo que les valió la medalla dorada. Sirva como advertencia: ¡Atención mundo, así se juega al fútbol en Sudamérica! 

   Pasaron cuatro años y esta vez, aparte de Uruguay, la selección criolla también decidió emprender la aventura europea y lucirse ante el mundo. ¡Vaya si lo lograron! En 1928 se celebran los JJOO de Ámsterdam, en una final que enfrentaría a celestes y blanquicelestes. De nuevo los uruguayos consiguieron el oro por 2-1 pero Argentina se hizo un hueco imborrable en el panorama futbolístico internacional. 

Mundial de Fútbol de 1930

   Celebrada en Uruguay, la Copa Mundial de Fútbol de 1930 fue la primera edición del Campeonato Mundial de Fútbol organizado por la FIFA. Fijémonos en el año de celebración de este torneo por coincidir con el último año del llamado amateurismo argentino. 

   Recordemos que la Selección Argentina llegaba siendo subcampeona olímpica y campeona sudamericana. Su participación en el país vecino fue memorable, demostrando superioridad en la fase de grupos y en semifinales con el 6-1 frente a Estados Unidos. Sucedió que en la final volvieron a verse las caras uruguayos y argentinos. Ganó 4-2 Uruguay. En estos Mundiales, Guillermo Stábile se consagró como primer goleador, con un promedio de dos goles por partido. 

   Posteriormente Stábile estuvo al frente del conjunto nacional, entre 1939 y 1960 y ganó siete Sudamericanos. 

Giras Exteriores

   Igualmente, las giras de los equipos argentinos demuestran el gran nivel futbolístico de esta tierra. Por ejemplo, el Boca viajó por España, Alemania y Francia durante 1925. Una campaña tan exitosa que la Asociación Argentina le otorgó el título honorífico de Campeón de Honor. A partir de aquel tour la popularidad de Boca se hizo imparable. 

   De igual modo, Sportivo Barracas recorrió Brasil, Italia, Portugal y España entre 1928 y 1929. En 1930 y 1931, Vélez viajó por México, Perú, Chile, Cuba y Estados Unidos. Donde de 25 partidos jugados venció en 21 y empató en los 4 restantes. 

   En esos años Gimnasia La Plata visitó Francia, Alemania, Brasil, Checoslovaquia, Austria, Italia, Portugal y España. Ganando a grandes como Real Madrid y Barcelona.

Profesionalización y conclusión

   Cierto es que las dificultades de organización eran frecuentes durante esos tiempos fundacionales, aunque también lo fueron en cualquier parte del mundo. Lo que vino después, la profesionalización, no fue más que la herencia natural; una consecuencia, simplemente, económica y organizativa. No existe tal línea divisoria entre etapas que algunos se empeñan en defender. 

   Dicho de otro modo, en esencia el fútbol que se jugaba en los días amateurs era el mismo que el de la Era Profesional. ¡Nuestro gran fútbol ya estaba en marcha desde los comienzos! 

   Si me permiten, actualmente, en lo que podríamos definir como ‘era profesional y digital’ la única alteración en enfrentamientos es la dosis extra de adrenalina aportada por la posibilidad de apostar online. Haz tus pronósticos en apuestasfutbol.com y tu equipo hará el resto. La emoción está servida, como siempre.
  

 

 
Donde está el Bicho está Argentinos Pasión
Nota Publicitaria
Argentinos Pasión
El Sitio de Internet más antiguo del club, 15 años juntos