Argentinos vs Platense: ¿Clásico?

Después de 22 años se vuelven a ver las caras.

Raro escuchar de un tiempo a esta parte que algunos, por suerte muy pocos del lado de Argentinos Juniors, tildan de clásico al partido con Platense. En mi opinión es un partido con un sabor distinto, hay pica, lo mismo que con San Lorenzo, con All Boys, con Boca o con Vélez Sarsfield.
Quizás a este último, a los de Liniers me refiero, podríamos llamarlo clásico, por cercanía, por títulos logrados, y porque le dimos la vuelta en su cara cuando le ganamos una final, un campeonato, un mano a mano en cancha de River. Ese día el Bicho ganó el Torneo Nacional 1985 y se consagró bicampeón del futbol Argentino.

Pero con Platense… No tenemos cercanía barrial, nos separan 8 kms, no tenemos historia de partidos importantes, muchos de nuestros ídolos jugaron en el club de Saavedra, y muchos buenos futbolistas que jugaron en Tense vistieron nuestros colores. por nombrar algunos: Claudio Borghi, Adrián Domenech, Ramiro Castillo, Juan Ignacio Mercier, Darío Scotto, Facundo Bonvín, Norberto Ortega Sánchez, Darío Gandín y Martín Pando, entre otros; hoy sumá a Bogado y al Campeón 2010, Luis Ojeda.

Y entonces…¿por qué algunos lo consideran clásico?

En 1980 comenzaría esta marcada rivalidad; el Metropolitano de ese año encontraría a ambos clubes peleando los primeros puestos. Argentinos consigue el subcampeonato, con 42 puntos, y Platense termina tercero, con 41; el campeón fue River Plate. Recuerdo volver de la cancha de Tigre con los micros, festejando el primer sub campeonato de nuestra historia, y al pasar por la cancha de Platense, sobre General Paz, ser agasajados por una lluvia de piedras.

Tiempo después, en el Torneo Nacional de ese mismo año, jugamos en la última fecha el partido interzonal, o “clásico”: Argentinos estaba en la zona B, ya clasificado, y Platense en la zona D, al igual que River Plate con quien peleaba la clasificación a la siguiente fase.
Esa última fecha, clasificatoria a cuartos de final, también fue el ultimo partido de Diego con la camiseta del Bicho (Foto); fue victoria de Argentinos por 2 a 1, resultado que privó a Platense de avanzar a los cuartos de final del Torneo Nacional. Se habló que Argentinos jugó incentivado por River y que, por tal motivo, pusó más de la cuenta a pesar de estar ya clasificados.

El partido terminó en un escándalo; recuerdo ver a la hincha de de Platense invadiendo el campo de juego por una abertura que hicieron en el alambrado, y a la hinchada de Argentinos también ingresando al terreno por una puerta que estaba en la esquina de Juan A García y Gavilán; el enfrentamiento adentro del campo luego se trasladó a las afueras del estadio.

Desde ahí, hasta el descenso del Marrón en 1999, todos los partidos fueron catalogados de “alto riesgo” por la policía, y en todos hubo hechos de violencia.

Fueron 19 años de enfrentamientos, donde la violencia fue más importante que el fútbol en sí. Sólo 19 años en 117 años de historia, muy poco para transformarse en clásico. No hay cercanía ni disputa de torneos, sólo la necesidad de tener un clásico.

Una generación no vio un partido entre Argentinos y Platense, hace 22 años que no jugamos, En estos años sin enfrentamientos se dio un hecho que hizo recordar al rival, y fue que en el mismo año que Argentinos lograba la 5ta estrella, en 2010, los Calamares descendían a la 3ra categoría del fútbol argentino.

Quizás la necesidad de tener un rival clásico hace que se lo vea como tal, pero no creo que lo sea. Con Vélez Sarsfield tenemos más puntos en común. Claro que los del Fortín apuntan a San Lorenzo como su clásico, para colarse entre los grandes del fútbol argentino, busca equipararse con los Cuervos para subirse al podio de los 6 grandes. Los de Vélez dicen lo mismo de nosotros, que nos queremos colgar de ellos; y muchos hinchas del Bicho dicen que es lo mismo que hace Platense con nosotros. Todo ésto es parte del folklore del fútbol. Incluso esta nota.

Tomemos este encuentro como un partido distinto, uno de esos donde no es lo mismo ganar que perder. Como dije antes, lo mismo nos ocurre cuando jugamos con San Lorenzo, Vélez, Boca o All Boys. Pero usar la palabra CLÁSICO, a mi entender, es mucho.

Para concluir, seamos clásico o no, sepamos todos que #SomosRivalesNoEnemigos. #BastaDeViolencia – Ayudemos para la vuelta de los hinchas a los estadios, de local y visitante.