Gracias

El futbol nos moviliza en diferentes medidas, representa mucho o poco en nuestras vidas y todo el tiempo se entremezcla con lo que vivimos fuera de los 90 minutos del partido, lo que sí es seguro, es que a aquellos que nos fanatiza y/o apasiona, nos marca.

Argentinos Juniors y la realidad mundial (sobre todo la Argentina) hoy nos tienen contrariados, por un lado, atravesamos (la mayoría de nosotros) un presente conflictuado, estamos afligidos por todo lo que representa y produce la pandemia, en mayor o menor medida estamos deprimidos y angustiados, sufrimos y tememos por una enfermedad que nos toca directamente y/o nos pasa por al lado, tenemos miedo por nosotros, por nuestros familiares y amigos.

Pero, por otro lado, tenemos un equipo dispuesto a recordarnos lo que es la felicidad, al menos unos minutos, unos días, todos los días. Hoy Argentinos Juniors está rescatándonos (al menos mentalmente). El color que llevamos dentro y que tantas veces nos hizo llorar, nos emociona una vez más y nos brinda un espacio de relajación. Es una sorpresa y a la vez, no lo es.

Estar entre los 16 mejores equipos de América luego de tantos años, volver a vivir (o vivir por primera vez) una clasificación a octavos de final en el torneo más importante del continente no es poca cosa. Lo vivimos con un porcentaje subjetivo arrebatado por el contexto, es cierto, pero lo vivimos, lo estamos viviendo, lo vamos a recordar toda la vida. Aún con la amargura que nos rodea y que no nos permite lo más básico, ir a la cancha.

Argentinos derrotó a Atlético de Nacional y se aseguró el primer puesto de su grupo, puede jugar o no la última fecha que queda y nada cambiará su clasificación. Esto es sin dudas, un motivo de regocijo.

Permitámonos disfrutar unos días del presente que vivimos, falta mucho para el objetivo final y como suele decirse; todavía no se ganó nada, pero… ¿quién lo hubiera dicho?, ¿no? Estamos en octavos, salimos primeros, jugamos bien y vemos que al equipo le queda todavía mucho potencial por explotar.

Gracias Argentinos Juniors*, gracias una vez más.

* Este agradecimiento es al mundo Argentinos Juniors, que somos todos, pero recae especialmente en aquellos que hoy llevan las riendas, primeramente en el plantel y el cuerpo técnico, pero también a cada uno de los que hicieron posible que esto suceda, con sus aciertos y desaciertos, CD, Empleados, Colaboradores, Medios Partidarios, etc.