Poco y nada

Argentinos cayó 1 a 0 en Sarandí, ante Arsenal

Argentinos Juniors cayó derrotado por Arsenal en lo que fue su primera oportunidad (y esperemos no la última) de alcanzar la cima de la tabla de posiciones. El equipo de Gabriel Milito tuvo el dominio de la pelota durante la mayor parte del partido, pero a la hora de concretar, hizo agua y no generó peligro en el área rival. 

La derrota de esta tarde es molesta y hasta dolorosa, en primer lugar, porque Arsenal entregó el balón y Argentinos, que debía protagonizar, no pudo hacerlo, y cuando algunos de sus jugadores buscaron asociarse terminaron jugando hacia atrás ante la falta de un receptor claro. En definitiva, el Bicho no sorprendió a su rival, que con poco y nada, se quedó con los tres puntos.

En el campo de juego, ambos equipos sabían que el Bicho llegaba mejor, y eso tal vez jugó en contra de los propios jugadores, porque Arsenal, que sabiéndose inferior buscó sin éxito cortar la mitad de la cancha, entregó la pelota a un Argentinos que tal vez con demasiada paciencia intentó tibiamente buscar el resultado; si hasta por momentos su forma de jugar se asemejaba a un equipo que va ganando y sólo espera que se abra un hueco en el rival para ampliar la diferencia. Cuando llegó el gol de Arsenal quedaba poco para salir del letargo y los cambios no alcanzaron.

La seguidilla de partidos en poco tiempo termina el próximo lunes, pero comienzan a vislumbrarse algunas falencias, sobre todo en el enlace entre los mediocampistas y el ataque del Bicho. Es que, a la hora de ir hacia adelante, surge cierta contradicción ante la velocidad que proponen algunos de los mediocampistas y el juego pausado que muchas veces precisan otros para poder concretar un pase al compañero.

Gabriel Florentín propone y se mueve por todo el frente de ataque, es el que busca la pelota e intenta asociarse jugando por abajo, pero generalmente las jugadas terminan en pelotazos a Gabriel Ávalos o en intentos de lateralizar para poder enviar un tiro al área, a ver si los defensores se equivocan o si algún delantero la emboca. Contra Newell’s salió bien, hoy no.

La búsqueda es clara, Argentinos sabe a lo que juega, pero cuando la pelota no entra (o cuando no se patea al arco), debe buscar alternativas. El banco de suplentes suele resolver estas complicaciones; cuando Milito mueve fichas, en general el equipo propone más.

El trabajo en los días que restan definirá si es hora de que algunos jugadores titulares descansen y otros, que cada vez que ingresan cumplen, tengan su oportunidad para cambiarle la cara a este equipo que hoy lució apático.

SÍNTESIS:

Arsenal: Alejandro Medina; Gastón Benavídez, Mateo Carabajal, Gastón Suso y Emiliano Papa; Nicolás Castro, Emiliano Méndez (2ºT Dardo Miloc) y Valentín Larralde (2ºT 43′ Alejo Antilef); Leonel Picco; Lucas Albertengo (2ºT 35′ Brian Farioli) y Nicolás Mazzola (2ºT 27′ Bruno Sepúlveda y 43′ Nicolás Miracco).
DT: Sergio Rondina.
Suplentes: Daniel Sappa, Julián Navas, Lucas Suárez, Gastón Mansilla, Alan Ruiz, Jorge Ortiz, y Matías Belloso)

Argentinos Juniors: Lucas Chaves; Kevin Mac Allister, Miguel Torrén y Lucas Villalba; Matías Romero (2ºT 33′ Javier Cabrera), Jonathan Gómez (2ºT 20′ Gabriel Carabajal), Franco Moyano (2ºT 40′ Mateo Coronel) y Elías Gómez (2ºT 33′ Diego Sosa); Gabriel Florentín; Gabriel Hauche (2ºT 20′ Nicolás Reniero) y Gabriel Ávalos.
DT: Gabriel Milito.
Suplentes: Federico Lanzillotta, Román Vega, Luciano Gómez, Marco Di Césare, Pablo Minissale, Enzo Kalinski, y Lautaro Ovando. 

Gol: 2ºT 28′ Bruno Sepúlveda (AR).

Amonestados: Emiliano Méndez, Gastón Suso y Emiliano Papa (AR), y Lucas Villalba, Jonathan Gómez, Kevin Mac Allister y Miguel Torrén (AJ).
Expulsados: No hubo.

Arbitro: Pablo Dóvalo.
Asistentes: Ariel Scime (1º) y Walter Ferreyra (2º).
4º Árbitro: José Carreras.
Estadio: Julio Humberto Grondona, de Arsenal de Sarandí.