Seguirás aullando, Cristian

'Argentinos Juniors', 'La Paternal', 'El Bicho', 'Semillero del Mundo', 'Cristian Ledesma', Lobo, Ledesma

   ¿Qué es ser un buen jugador? Potenciar las virtudes, ocultar los defectos y hacer mejor a los compañeros con tu juego. Siempre lo hiciste. En 1997, en 2006 y también en 2014, cuando volviste a Argentinos Juniors. No tuviste la suerte de ganar títulos con esta camiseta, pero sí de luchar por objetivos importantes del momento, como la permanencia y luego el ascenso. ¿Cómo olvidar aquel sufrido penal en el partido definitorio de la promoción contra Huracán? Todavía siento las lágrimas y mis manos aferradas al alambrado. También hay que recordar que volviste en el peor momento, junto a otros grandes apellidos, pero vos te quedaste después del ascenso y jugaste mucho. Aún siendo el más grande, cuánto jugaste.

   ¿Qué es ser capitán? Es darlo todo por el equipo, por tus compañeros. Dar la cara por ellos, incluso cuando el DT no está haciendo las cosas bien o cuando hay una larga racha sin victorias. Portar la cinta implica estar siempre, tratar de no faltar nunca, aún cuando eso implique arriesgar el propio físico, acelerar los tiempo de una recuperación o encarar diversos tratamientos. Ser capitán, además, es inmiscuirse en los asuntos de la institución, ser el líder del plantel pero también escuchar a todos, velar por sus inquietudes y comodidades, y al mismo tiempo por los intereses del club. Como en la cancha, ser equilibrado en todo sentido.

   ¿Qué es ser ídolo? Es ser reconocido, ovacionado y querido por cada hincha. Que no sea la 5, la 9 o la 10 el número predilecto en las camisetas, sino tu número, el 28. Que tu apodo retumbe en las paredes del estadio al principio y al final de cada encuentro, sin importar el resultado. Incluso, que te coreen a la mitad del partido porque, claro, tiras un lujo de aquellos o luchas una pelota con el espíritu de un juvenil de 18 años. Que, tras el ascenso, tus hijos se metan a la cancha y empiecen a jugar, a divertirse, a correr para todos lados, llenos de alegría, como si fuese el patio de tu casa. Eso es: que tu club sea tu casa, para vos y para tu familia.

   Estas simple tres preguntas, se responden con dos palabras: Cristian Ledesma. O quizás con una sola: Lobo. Tu retiro nos duele a todos. Lo entendemos, lo veíamos venir y seguro que no queríamos que llegase nunca. En algún punto, nos engañaste con tus pisadas, tu juego y tu carácter: nos hiciste creer que serías eterno. Tu legado se verá reflejado en todos los chicos del club que estuvieron a tu lado. Que solo tienen palabras de agradecimiento y elogios para vos. Quedaste en la historia por tu juego, tus títulos y también por llevar a todas partes tu condición de ser un 5 del Semillero del Mundo. Fuiste un ejemplo y seguirás jugando, ahora, en nuestros recuerdos e imaginación. Ahí serás eterno y seguirás aullando.

.

Para Argentinos Pasión, Alejandro Giordano

Seguime por Twitter
Donde está el Bicho está Argentinos Pasión
Donde está el Bicho
está Argentinos Pasión
El Sitio de Internet más antiguo del club, 13 años juntos