Mal jugado, bien perdido

Por la fecha 13, Argentinos cayó derrotado ante San Lorenzo

 

Cuando Argentinos Juniors conjuga su falta de juego asociado “habitual” con equivocaciones en el planteo del partido y/o rendimientos bajísimos de sus jugadores, cae derrotado groseramente. Esta tarde, estas características se dieron, y San Lorenzo logró una contundente victoria casi sin despeinarse.

Parece injusto sacar este tipo de conclusiones o hacer una dura crítica al haber sido ésta, apenas, la segunda derrota del torneo. Pero no debe obviarse que la suerte ha ayudado a opacar con resultados positivos otros partidos malos del equipo de Diego Dabove. Hasta hoy.

Pero la paliza del Cuervo comenzó desde el vestuario; ¿era éste el partido para buscar ser protagonistas?

Con el resultado final, está claro que no. Pero “hablar con el diario del lunes”, está mal. Entonces recordemos, sin ir muy lejos, que cuando se intentó realizar lo mismo ante Defensa y Justicia también salió mal, y si además consideramos que el funcionamiento de Argentinos en todo el torneo estuvo muy lejos de ser el de un equipo protagonista, la respuesta pareciera haber sido obvia antes de elegir “sorprender” tácticamente a San Lorenzo en su cancha, que a la vez complica al Bicho por sus dimensiones, por más que el equipo de Boedo atraviese un mal momento.

Equivocarse no está mal, si después el error sirve como lección para el futuro. Y eso es lo que deberá hacer Diego Dabove y todo el plantel de cara a lo que viene. Un partido importantísimo como local frente a Newell’s. Dar vuelta la página no está mal, si uno no se olvida de lo que ha pasado.

Hoy Argentinos depende de sí mismo, para lo que sea, si no logra generar un mejor funcionamiento para los próximos tres partidos, al menos que busque repetir lo bueno que ha hecho hasta ahora y que le ha permitido llegar a ocupar la cima del torneo. Parece mucho después de lo visto hoy, pero no lo es.

El Bicho debe mantener la humildad, los jugadores saben que la suerte que estuvo a su lado y hoy los esquivó, depende de la ayuda de ellos y de que tomen conciencia de que son capaces de mejorar, para demostrar que el lugar que ocupa su equipo en la tabla de posiciones no es producto de un proceso fortuito.


SÍNTESIS:

SAN LORENZO (3): Sebastián Torrico; Andrés Herrera, Gianluca Ferrari, Gonzalo Rodríguez, Ramón Arias y Bruno Pittón; Gerónimo Poblete, Juan Ramírez (2ºT 35′ Lucas Menossi) y Óscar Romero; Adolfo Gaich (2ºT 25′ Alexander Díaz) y Ángel Romero (2ºT 44′ Luis Sequeira).
DT: Diego Monarriz.
Suplentes: Nicolás Navarro, Santiago Vergini, Emanuel Maciel y Julián Palacios. 

ARGENTINOS JUNIORS (0): Lucas Chaves; Jonathan Sandoval, Miguel Ángel Torrén, Carlos Quintana y Elías Gómez; Fausto Vera, Francis Mac Allister, Damián Batallini y Franco Moyano (2ºT 18′ Matías Romero); Gabriel Hauche (2°T 27′ Raúl Bobadilla) y Santiago Silva (2°T 35′ Diego Sosa).
DT: Diego Dabove.
Suplentes: Leandro Finochietto, Marcos Angeleri, Matko Miljevic y Fausto Montero. 

Goles: 1ºT 20′ Gonzalo Rodríguez (SL), 27′ Adolfo Gaich (SL), y 46′ Ángel Romero (SL) -de penal-.

Amonestados: 1ºT 43′ Jonathan Sandoval (AJ); 2ºT 01′ Santiago Silva (AJ), 04′ Gabriel Hauche (AJ), 13′ Gianluca Ferrari (SL), 36′ Gerónimo Poblete (SL), 37′ Óscar Romero (SL), 30′ Elías Gómez (AJ) y 40′ Andrés Herrera (SL).
Expulsados: No hubo.

Árbitro: Nicolás Lamolina.
Asistentes: Diego Romero y Andrés Barbieri.
4º Árbitro: Jorge Baliño.

Estadio: “Pedro Bidegain”, de San Lorenzo.