Con el pie derecho

Argentinos Juniors arrancó la Copa de la Superliga logrando conseguir una importante victoria, de visitante y ante Lanús.

Lo cierto es que el partido fue muy trabajado. Desde afuera parecía aburrido, pero también se veía un despliegue físico en el que, por largos períodos de tiempo, ningún equipo lograba doblegar las últimas líneas del rival. Durante el inicio del encuentro el Bicho fue un poco superior, y durante el segundo período, el Granate tuvo claras ocasiones para conseguir el empate.

Pero la suerte, esta vez, estuvo del lado del equipo de Diego Dabove que así, recuperó su puesto de clasificación a la Copa Libertadores. Los tres puntos fueron importantes, sobre todo, porque Argentinos comenzó a revertir su desempeño como visitante en la Superliga pasada, donde había cosechado sólo 3 victorias en 11 partidos y porque además, de alguna manera, supo sacarse la espina del último encuentro, en donde había sido ampliamente superior a Lanús, pero no había conseguido convertir.

De todas formas, y a pesar de la victoria, las deficiencias continúan siendo obvias, esta tarde hizo falta un gol de tiro de esquina (bienvenido sea) y un cabezazo de Kevin Mac Allister (bienvenido sea x 2) para que el Bicho encuentre la ventaja. Quitando esta jugada, poco se había logrado hacer para generarle peligro al arquero local.

El forzado receso será clave para trabajar en este sentido, desde la posición de Iván Colman, hasta la línea de Santiago Silva, deberán redoblar esfuerzos para acondicionar su funcionamiento al buen desempeño del equipo de mitad de cancha hacia atrás. No es difícil imaginar lo mucho que prometería un equipo que lograse reconciliarse con el gol, o al menos, con un ataque punzante e intimidador (Argentinos Juniors convirtió la misma cantidad de goles que el último de la tabla de la Superliga, Godoy Cruz).

Tendremos que aceptar, sobre todo aquellos que siempre pretendemos un poco más, que el Bicho es esto; un equipo que podrá generar más de local que de visitante, que no será tan lujoso como en otros tiempos pero que sin dudas es prácticamente infranqueable y muy efectivo. Y así, con aciertos y con errores, el equipo de Diego Dabove continúa en lo más alto, peleando la clasificación con los poderosos y haciéndose grande ante la adversidad, a fuerza de sacrificio y humildad.

¿A dónde lo llevará el destino? Todo depende del mismo equipo.

Síntesis:

Lanús 0: Agustín Rossi; Nicolás Morgantini, Ezequiel Muñoz, Lautaro Valenti y Alexandro Bernabei; Facundo Pérez,Facundo Quignón y Marcelino Moreno; Carlos Auzqui, José Sand y Lautaro Acosta.
DT: Luis Zubeldía.

Argentinos Juniors 1: Lucas Chaves; Kevin Mac Allister, Miguel Torrén, Carlos Quintana y Elías Gómez; Francis Mac Allister, Fausto Vera e Iván Colman; Damián Batallini, Santiago Silva y Gabriel Hauche.
DT: Diego Dabove.

Gol: PT: 45m Kevin Mac Allister (AJ).

Cambios: ST 18m. Nicolás Orsini por Morgantini (L) y Fernando Belluschi por Facundo Pérez (L), 22m. César Florentín por Colman (AJ), 33m. Pedro De la Vega por Moreno (L) y Diego Sosa por Hauche (AJ) 38m. Franco Moyano por Santiago Silva (AJ)

Amonestados: En lanús: Valenti, Acosta, Rossi, Pérez, Quignón y Bernabei.
En Argentinos: Torrén, Vera, Colman, Batallini, Francis y Kevin Mac Allister.

Incidencia: 45m. del segundo tiempo expulsado Belluschi (L).
Árbitro: Hernán Mastrángelo.
Estadio: Néstor Díaz Pérez (Lanús).