Gabriel Florentín: “Estoy triste por lo que está pasando”

1er futbolista de un plantel profesional con Covid en Argentina.

En los últimos días, Argentinos Juniors fue tendencia en el mundo del fútbol argentino por tener el primer caso de COVID-19 positivo en un jugador del plantel. Este caso fue el del juvenil Gabriel Florentín, quien recibió el resultado el sábado, e instantes después el club lo dio a conocer públicamente. Esa misma tarde, El Show de La Oral, conducido por Martín Perazzo en Radio Rivadavia AM 630, tuvo en el aire al juvenil del Bicho, quien tocó distintos puntos de la situación de contagio que le toca vivir.

La situación comenzó el jueves. “Me sentía mal, tuve fiebre y rápido llamé al médico. Me hicieron el hisopado y el sábado me dieron el resultado”. Pese a encontrarse en buen estado, lo anímico es lo que más le pesa a Gabriel: “Yo estoy muy bien, pero a la vez muy triste por lo que está pasando”. 

Ante esta situación, el cuerpo médico del club actuó de forma inmediata, contaba el volante. “Los médicos me dijeron que me mantenga aislado, y que quienes viven conmigo también se hagan el hisopado para sacarnos la duda, me van a mantener al tanto”. Preventivamente, a la familia se le realizó el mismo protocolo, para mayor tranquilidad: “Vivo con mí novia y su familia, en Laferrere. A ellos también le van a hacer el hisopado, para quedarnos más tranquilos”. 

El volante agradeció a sus compañeros, que lo apoyaron con mensajes y llamadas, algo que lo alegró mucho. También se mostró confiado en la vuelta de los entrenamientos y el pronto regreso del fútbol, mientras en el país se transita el cuarto mes del aislamiento preventivo y obligatorio.

Respeto a la pandemia, y debido a la gran cantidad de contagios, comentó: “Yo le decía a mí papá que creía que, tarde o temprano, todos se lo van a agarrar”. Pero pensando a futuro, una vez superada esta situación, agregó: “Estoy tomando las precauciones necesarias para volver a entrenar cuanto antes”. 

Mentalizado en lo futbolístico, Florentín sumó muchos minutos en el último tiempo, con la alegría del regreso al certamen internacional más grande del continente. “Estoy contento de sumar minutos en todos los torneos que jugamos. Y más aún por haber clasificado a la Libertadores”. Además sabe que Diego Dabove tiene los ojos sobre él, lo cual es una motivación: “La confianza que me tiene el técnico me alienta a dar un poco más todos los días”.