Conociendo a Domingo ‘Cacho’ Mazzeo, un histórico de Argentinos (2ª parte)

Segunda parte de una linda y extensa charla

Hoy entregamos la segunda y última parte de la nota con Domingo Mazzeo. Con 80 años de edad, Cacho sigue atendiendo a la Primera de Argentinos Juniors y, además, está a cargo de los alcanzapelotas los días de partido.

¿Ya leíste la primera parte de esta nota?   ¡No te la pierdas!

En esta segunda parte nos cuenta cómo es hoy su trabajo en el club, la relación con los jugadores y el cuerpo técnico, y cómo vive estos días de cuarentena, alejado de Argentinos.
“Mi rutina en el club es atender a los jugadores, los martes y los jueves. Cuando entrenábamos, antes de la pandemia, yo los veía en esos días; en cambio, los días de partido yo no los atiendo, sino que estoy con los pibes alcanzapelotas. De ese modo acompaño a el plantel desde adentro, y colaboro con los chicos”. 

Todos los jugadores que conocieron a Cacho se llevan un muy lindo recuerdo de él y sus enseñanzas. Con algunos, queda la amistad.
“Con todos los jugadores que estuvieron conmigo tengo una gran relación. Ellos siempre me trataron muy bien, es muy raro encontrar a algún pibe que te falte el respeto. Después, las cargadas están siempre y yo me las aguanto, son parte de la relación, y nos reímos mucho. Los pibes del plantel actual son muy buenas personas, todos muy educados. Los siento como si fueran mis hijos”. 

El pedicuro tiene una relación muy cercana con el cuerpo técnico, siempre trabajan codo a codo para llevar a los jugadores a su máximo rendimiento.
“La verdad que siempre me llevé muy bien con todos los cuerpos técnicos. El caso con (Diego) Dabove es particular, porque a él lo conozco desde hace mucho tiempo, de cuando estuvo con Gorosito. Siempre nos llevamos muy bien, lo quiero como si fuera mi hijo, es muy macanudo y educado. Algo para decir de su cuerpo técnico es que son muy laburantes todos, ellos son los primeros que llegan a los entrenamientos y están muy sobre el jugador, algo que no todos lo hacen”. 

En la nota, Cacho menciona que tiene una gran amistad con Miguel Torrén, actual Capitán de Argentinos.
“Con Torrén hacemos videollamada muy seguido; por sus hijos me doy cuenta que es un gran pibe, son tan educados como él. Tenemos una muy buena relación”. 

La familia Mazzeo siempre fue muy cercana al club.
“De pibe entré en una Subcomisión de Relaciones Públicas, con tan sólo 15 años, de la mano del Dr. Pascual (Osorio). Tengo tíos que han estado en Comisiones Directivas de Argentinos, por el año ’40. Recuerdo que la Subcomisión de Fiestas organizaba los bailes en la cancha de básket”. 

¿Qué es Argentinos para vos, Cacho?
“Es todo, es mi vida. Ahora que no podemos ir a la cancha, sueño que estoy ahí. Acá en casa tengo un montón de fotos mías en el club, y la verdad que eso me hace extrañar más. Son muchos los recuerdos y las cosas vividas”.