Se endulzó

El Tifón sopló más fuerte que el Ciclón


Argentinos Juniors sumó una nueva victoria por el torneo local al vencer por 1 a 0 a San Lorenzo en el Bajo Flores. Los tres puntos obtenidos acomodan mejor en la tabla al equipo de Gabriel Milito que luego de un pequeño traspié en los encuentros frente a Arsenal y Central Córdoba, se recuperó y consolidó para volver a ser un equipo que retomó la confianza.

El Bicho logró plasmar en el campo de juego una amplia superioridad para con su rival, que mayormente se dedicó a cortar y pegar producto del nerviosismo que le generó arrancar el partido perdiendo “desde el vestuario” y la crisis que atraviesa hace varios años.

Desde el primer minuto, Argentinos se hizo dueño de la pelota de la mano de Gabriel Florentín, figura del encuentro y cierto es que la tempranera ventaja le permitió tomarse el tiempo necesario (y más) en cada jugada para hacer salir al rival; recurriendo a la lateralización y retraso de la pelota cada vez que hubo dudas, para volver a buscar los huecos e intentar lastimar sin llegar al pelotazo.

Se puede buscar el o los motivos por los que este “nuevo” Argentinos evita el pelotazo; uno de ellos es la salida de Gabriel Ávalos por lesión, el paraguayo justificaba la gran cantidad de pelotas aéreas porque lograba resolver gran cantidad de ellas y su ausencia inevitablemente obliga al equipo a utilizar otros recursos. Otro de los móviles puede ser el ingreso de Gabriel Florentín y Javier Cabrera (y hoy el retorno de Jonathan Sanoval) al equipo titular, este tipo de jugadores busca asociarse con compañeros e invita a “jugar”, y seguramente haya otras razones también.

Lo importante es que a la falta de llegadas y de goles se la logró subsanar, también con la seguidilla de conversiones de Nicolás Reniero que luego de un dramático (y ahora gracioso) debut superó los obstáculos y se reconcilió con la red.

Párrafo aparte merecen las siempre descollantes actuaciones de Lucas Chaves y Kevin Mac Allister, referentes indiscutibles del equipo, junto a Miguel Torren. En definitiva, una gran actuación y una victoria que pudo haber sido por mayor diferencia de gol si no se hubiera fallado tanto en la definición especialmente en la jugada de Gabriel Hauche en el segundo tiempo. Tal vez en ese aspecto, al equipo de Milito le falte todavía bastante por mejorar.

Las victorias se acumulas, la racha comienza a ser positiva y la seguidilla de partidos en poco tiempo (jueves vs. Talleres y lunes frente a Unión en Santa Fe) parece llegar en un buen momento, a seguir así.

Resumen del partido

Síntesis:

San Lorenzo:
Sebastián Torrico; Andrés Herrera, Francisco Flores, Cristian Zapata y Bruno Pittón; Julián Palacios, Néstor Ortigoza, Jalil Elías y Alexis Sabella; Alexander Díaz y Franco Di Santo. DT: Paolo Montero.

Argentinos Juniors: Lucas Chaves; Kevin Mac Allister, Miguel Ángel Torrén y Carlos Quintana; Jonathan Sandoval, Franco Moyano, Gabriel Florentín y Lucas Villalba; Gabriel Carabajal, Gabriel Hauche y Nicolás Reniero. DT: Gabriel Milito.

Gol en el primer tiempo: 3m, Nicolás Reniero (AJ)

Cambio en el primer tiempo: 42m. Enzo Kalinski por Moyano (AJ)
Cambios en el segundo tiempo: Al inicio entró Nicolás Fernández por Díaz (SL), 9m. Elías Gómez por Quintana (AJ) y Jonathan Gómez por Carabajal (AJ), 15m. Ángel Romero por Palacios (SL) y Ezequiel Cerutti por Sabella (SL), 29m. Matías Romero por Florentín (AJ) y Lautaro Ovando por Hauche (AJ), 36m. Óscar Romero por Ortigoza (SL) y 43m. Nicolás Fernández por Flores (SL).

Amonestados: Mac Allister, Villalba y Jonathan Gómez (AJ). Ortigoza, Herrera y Zapata (SL).

Árbitro: Pablo Echavarría.
Estadio: Pedro Bidegain(San Lorenzo).