Nada a nada

El Bicho no pudo con Platense


Argentinos Juniors empató 0 a 0 con Platense en su visita a Vicente López. El equipo de Gabriel Milito dejó nuevamente una imagen pobre ante un rival que le cedió la pelota.

El Bicho acumula 5 encuentros sin conocer la victoria, y aunque en algunos de ellos mereció más, en el cúmulo repitió la misma situación; mucha posesión de pelota, pero sin ideas, continuas lateralizaciones intrascendentes que sólo evitan que el rival tenga el balón, pero nada más. Por momentos, este equipo desespera.

Esta tarde, este funcionamiento cansino e insulso, quedó más expuesto que nunca porque Platense prácticamente decidió no jugar, algo generalmente positivo, ya que no tenés que preocuparte por la recuperación de la pelota. Pero todo el equipo de La Paternal, técnico y jugadores atraviesan una racha de rendimientos malos a los que se le suma una imagen en general conformista.

El equipo se está acostumbrando a no ganar y eso es una muy mala noticia. Más allá de Gabriel Florentín, la intrascendencia domina, para colmo surgen contradicciones casi inverosímiles; como por ejemplo la búsqueda del técnico de ubicar al mismísimo Florentín de doble cinco (retrasándolo de donde podría tener mayor injerencia) teniendo a Fausto Vera en el banco de suplentes, o que mientras Nicolás Reniero se aleja del área buscando entrar en contacto con la pelota, Gabriel Hauche que recibe muchos balones, apenas si puede completar un par de pases a los de rojo, o por el lado de Matías Romero, que en posición de buscar el desborde, no intentó un solo desmarque.

No llama la atención que lo mejor de Argentinos se produzca en el segundo tiempo, no es una novedad que los cambios terminan funcionando mejor que los iniciales y ese es un nuevo error, una nueva mala lectura del rival o un mal planteo directamente. Los rivales saben absolutamente todo lo que el Bicho puede generar, ya no sorprende a nadie. Insistir con la misma fórmula una y otra vez difícilmente produzca un nuevo resultado.

La cuesta para llegar a la cima se está volviendo cada vez más vertical y complicada. No hay excusas, aunque si hubo árbitros que nos perjudicaron expresamente, como el de la semana pasada. Argentinos debe mejorar mucho porque si la búsqueda es la Copa Argentina, rendimientos como el de hoy, ante un rival que jugó en los últimos años más veces con San Telmo que ante Argentinos, son preocupantes.

Pero el equipo está, los jugadores son los mismos que lograron darnos alegrías y resultados antes del receso de la Copa América, la búsqueda deberá ser entonces por volver a obtener la misma producción pero con nuevos móviles.

La semana que viene, la oportunidad será ante Racing en el Diego Armando Maradona, seguramente sin la ayuda y el apoyo de los hinchas locales, discriminados por sus dirigentes que prefieren (o al menos así lo demuestran) ver el partido con colaboradores y allegados de turno, y se muestran incompetentes para lograr que el público vuelva a la cancha.

Mirá el resumen del partido:

Síntesis:

Platense: Luis Ojeda; Augusto Schott, Nahuel Iribarren, Luciano Recalde, Facundo Cardozo; Franco Baldassarra, Iván Gómez, Hernán Lamberti, Nicolás Bertolo; Facundo Curuchet y Brian Mansilla.
DT: Leonardo Madelón.

Argentinos Juniors: Federico Lanzillotta; Kevin Mac Allister, Miguel Torrén, Carlos Quintana; Matías Romero, Franco Moyano, Gabriel Florentín, Elías Gómez; Gabriel Hauche, Nicolás Reniero y Mateo Coronel.
DT: Gabriel Milito.

Cambios en el segundo tiempo: 13′ Horacio Tijanovich por Bertolo (P), 18′ Gabriel Carabajal por Coronel y Javier Cabrera por Romero (AJ), 25′ Diego Sosa por Hauche (AJ), 34′ Julián Marcioni por Baldassarra y Florián Monzón por Mansilla (P).

Árbitro: 
Silvio Trucco.

Estadio: Ciudad de Vicente López (Platense).