Lo mejor ¿ya pasó?

'Argentinos Juniors', 'La Paternal', 'Argentinos Pasión', 'Semillero del Mundo', 'Bichos Colorados', 'buen juego', estilo, 'Primera División'

   Independientemente de los resultados, da la sensación de que el tope de rendimiento del equipo de Gabriel Heinze, en este torneo, fue el 5 a 1 ante All Boys en La Paternal. Da la sensación de que esto ocurrió porque, a partir de ese partido, Argentinos Juniors tuvo encuentros difíciles de resolver ante rivales que trabaron mucho el juego y a los que pudo vencer, o no, pero que sin duda no logró apabullar como lo hacía con sus rivales hasta la fecha 32. 

   Ahora bien, que ocurra ésto obedece a cierta lógica. Lo largo (casi eterno) del torneo que provoca altibajos, la ansiedad de la meta tan próxima, los últimos esfuerzos de los rivales que también definen su futuro en cada partido, y otros factores como lesiones y suspensiones, entre tantos, contribuyen a que pueda haber una merma en el rendimiento (sobre todo ofensivo) del equipo. 

   Dicho esto, debe tenerse en cuenta que por un lado, y a pesar de todo lo detallado, los resultados son mucho más que positivos, y que, por otro lado, todo lo que uno pueda reprochar en el sentido de esta merma de rendimiento, queda reservado a paladares negros casi exclusivos, válidos como todos (y tal vez también Heinze), pero que si lo hacen en estos días, poca memoria tienen sobre los equipos del Bicho y sus funcionamientos desde 2010 hasta este torneo. 

   Por eso, también sería ridículo pensar que lo mejor ya pasó y empezar a lamentarse, porque, por un lado, no es verdad, y por el otro, lo poco que puede hacerse desde nuestras butacas, es seguir disfrutando de este equipo y estos jugadores que nos han devuelto el orgullo de ser hinchas de Argentinos Juniors por su juego. Algo que habíamos olvidado desde 2010 y que sólo mantuvimos vigente en virtud de los jugadores que vistieron nuestra camiseta desde entonces (Lobo Ledesma y Román Riquelme sobre todo). 

   Ridículo sería pensar en otra cosa que no sea que, luego de festejar esta vuelta a Primera, y si todo se da como debería, el techo esté mucho más alto de lo que imaginamos. Pero para que esto ocurra no debemos olvidar (a pesar de esta enorme alegría) todo lo que hay detrás, bueno y malo por igual. 

   El futuro del Bicho depende mucho de lo que ocurra los próximos meses fuera de la cancha, con la continuidad o no del Gringo Heinze, de la venta y compra de jugadores, y de todo el desafío que representa la Primera División. 

   Pero por ahora, y sólo por unas semanas más, disfrutemos de los últimos partidos de un equipo que en la B Nacional fue tan superior a sus rivales que, otra vez, hizo parecer que la categoría le queda tan chica que, desde arriba, terminan extrañando nuestra presencia. Algo que por otro lado, no hace otra cosa más que reafirmar que el Bicho es de Primera. 

.

Para Argentinos Pasión, Martín Surpín
 Seguime en Twitter
Donde está el Bicho está Argentinos Pasión
Donde está el Bicho
está Argentinos Pasión
El Sitio de Internet más antiguo del club, 14 años juntos