Modificaron el Decreto 1212… y pierden los clubes

La medida es un guiño para la entrada de las Sociedades Anónimas Deportivas

La semana pasada, de forma sorpresiva, el Gobierno Nacional modificó el Decreto Presidencial 1212/03, que establece un régimen impositivo particular para los clubes profesionales de fútbol. Esta medida asfixiará financieramente a los clubes y sólo se puede comprender teniendo en cuenta las intenciones de distintos sectores de permitir la llegada de las Sociedades Anónimas Deportivas a nuestro país. En esta nota, presentamos una breve explicación de la misma y sus principales consecuencias.

Este decreto fue emitido en el año 2003 como una forma de ayudar a los clubes, entendiendo que no sólo son equipos de fútbol, sino que además cumplen una función social que es fundamental en nuestro país, ya que en la mayoría de los barrios representan un espacio de contención. De acuerdo a esta normativa, se otorgaron a las instituciones deportivas beneficios impositivos en relación a sus obligaciones vinculadas con la seguridad social (14%) y los aportes patronales (17%) correspondientes a sus empleados. De esta forma, los clubes dejaron de tributar el 31% habitual para cualquier empresa o sociedad por los conceptos antes mencionados, y se les comenzó a retener como compensación un 6,5% de sus ingresos por venta de entradas, televisación y transferencias.

Con la reciente modificación, la alícuota pasará del 6,5% al 7,25%. Pero el punto central es que disminuyó el alcance del decreto y, de ahora en más, los clubes deberán tributar de manera normal por algunos conceptos que antes estaban incluidos entre los beneficiados. De esta forma, el Estado seguirá reteniendo ese 7,2% sobre los ingresos por venta de entradas, televisación y transferencias, pero solamente para compensar los aportes patronales. La seguridad social queda excluida del decreto, por lo que los clubes comenzarán a tributar un 14% sobre su masa salarial.

Además, tanto AFA como Superliga deberán comenzar a tributar un 7,25% sobre sus ingresos correspondientes a sponsors. Esto también afectará a la economía de los clubes, ya que terminarán recibiendo menos dinero por estos conceptos.

Más allá del debate que se puede dar sobre si el Estado debe financiar o no a los clubes, lo que se destaca en esta ocasión es que esta decisión fue tomada en un momento difícil, en el que la devaluación de nuestra moneda afecta fuertemente a los clubes. Como si lo anterior fuera poco, al realizarse sin previo aviso y sin un debate, estas modificaciones encuentran a las instituciones en medio de sus ejercicios contables y de las competiciones, afectando sus presupuestos y complicando sus planes de pago.

La Coordinadora de Hinchas, organización de referencia en estos temas, emitió un comunicado donde expresan su preocupación por esta medida y advierten que podría tener el objetivo de asfixiar financieramente a los clubes para que las Sociedades Anónimas Deportivas y los capitales privados aparezcan como una necesidad.

Kevin Libsfraint, referente de la Agrupación 15 de Agosto de 1904 y Vocal titular de la Comisión Directiva de Argentinos Juniors por la minoría, se refirió a esta noticia en la misma sintonía: “Para analizar la modificación del decreto 1212 hay que poner en contexto que, en el debate sobre las Sociedades Anónimas Deportivas, muchos dirigentes denunciaron que la posibilidad de la eliminación del mismo era utilizado como herramienta de extorsión para que sean aprobadas las SAD. Entonces, es de suponer que, tal como sucedió en el 2016 con los fondos del Fútbol para Todos, esto significa una medida de ahogamiento financiero a los clubes. En conjunto con la Coordinadora de Hinchas trabajaremos para que el decreto 231/2019 (que modifica el Decreto 1212) de marcha atrás antes de su aplicación, que es el 1º de agosto”