Matías Romero: “El sueño sigue intacto”

Para el Juvenil proveniente de Boca, fue un partido especial

Luego del empate de Argentinos Juniors ante Boca en el Estadio Diego Armando Maradona, Matías Romero se prestó al dialogó con Argentinos Pasión, y comenzó hablándonos sobre las dificultades del partido.

“Fue complicado, por el rival, su jerarquía y lo que propone. Igualmente Argentinos se plantó y le jugó de igual a igual. Que no nos convirtieran favorece al equipo. Todavía queda un partido, es una llave de dos encuentros y estamos tranquilos”. 

Dabove planificó un partido para incomodar a Boca, ahogarlo, hacer valer la localía y pensando que es un partido de 180 minutos. Siguiendo esa línea, Matías Romero nos decía: “En nuestra cancha nos sentimos muy cómodos, y aún queda un partido más. De visitante hemos sacado adelante muchos partidos difíciles. Así que el sueño sigue intacto. La llave pasada también empatamos cero a cero acá; a nosotros nos gusta y nos sentimos cómodos en canchas difíciles, así que creo que en La Bombonera va a ser un partido lindo”. 

Parecía que era un partido en donde el que metía el gol, ganaba. Matías también lo vio así y nos contó lo que les faltó para concretar y ganar… “Faltó quizás un poquito de suerte, porque corrimos, tratamos de presionar alto, siempre con la intención de no descuidar nuestro campo, ya que ellos son muy rápidos. Creo que estos partidos son muy cerrados, y los detalles son los que marcan la diferencia”. 

El Domingo se define la llave en la Boca; en el medio está el partido de este jueves ante los colombianos por la Copa Sudamericana, por lo que le preguntamos a Romero si era prematuro hablar de cómo va a plantear Diego Dabove el partido en la Bombonera, y nos dijo: “Como el que planteamos siempre; marcar alto, el ida y vuelta nos favorece a nosotros, tenemos jugadores con esa jerarquía de ir a buscar y no nos pensamos quedar ni mucho menos” nos dijo.

Para Matías Romero fue un partido especial, el juvenil vino al Bicho de grande ya que las Inferiores las hizo en Boca, club que lo dejó libre. “Hice Inferiores, jugué un par de partidos en Reserva. Pero el que me terminó de formar fue Argentinos, quien me dio la posibilidad de mostrarme en Primera División. Obviamente quedan amigos y esa sensación… de conocer a casi todo el cuerpo médico y demás”. 

Sobre los fallos arbitrales casi prefirió no hablar, pero sentenció: “Uno trata de mantenerse al margen, pero te da la sensación que en las jugadas finitas tiran para el otro lado”.