El fin de semana se vio la mano de D10S

El día miércoles pasado, tras la triste noticia sobre el fallecimiento de Diego Armando Maradona, la sensación de todos fue que el fútbol había muerto. La pelota lloró desconsoladamente, pero a pesar de ello, volvió a rodar.

La curiosidad fue que todos los equipos del mundo donde Diego dejó su huella, obtuvieron victorias.

El primero en jugar fue el Nápoli de Italia, el día jueves, por la cuarta fecha de la Europa League: triunfó 2 a 0 frente al HNK Rijeka de Croacia. El sábado, el Sevilla de España, donde Diego disputó una temporada cuando el equipo era dirigido por Carlos Salvador Bilardo, le ganó al Huesca 1 a 0, por la Liga española, y el mismo día, en el estadio José Amalfitani, Gimnasia de La Plata -último equipo del 10 como DT- derrotó a Vélez por la mínima. Ya el domingo, se enfrentaron en la Bombonera Boca y Newell’s. Al haber vestido esas dos camisetas, lo más lógico hubiera sido un empate, pero sin dudas la presencia de Dalma en el palco en el que tantos momentos compartieron padre e hija, hizo inclinar la balanza a favor del equipo de la franja dorada, en lo que fue victoria por 2 a 0 a favor del Xeneize. También el domingo, Barcelona ganó 4 a 0 al Osasuna, con un tanto de Lionel Messi, quien, tras el gol, homenajeó al 10 mostrando la casaca de Newell’s que Diego le regalara.

Y por último el lunes, el equipo de Pelusa, su primer amor, Argentinos Juniors, donde se vio la mejor versión de Maradona (dicho por él mismo) goleó 4 a 1 a Aldosivi en el estadio Mundialista de Mar del Plata (casualidades del destino, el último partido del 10 con la camiseta roja fue en ese mismo estadio, en un amistoso de verano de 1981, frente a la Selección de Hungría).

#DiegoEterno