No alcanzó

En Mendoza, Argentinos fue eliminado en semifinales de la Copa Argentina por Boca


Argentinos Juniors quedó eliminado de la Copa Argentina al ser derrotado por Boca por 1 a 0. El equipo de Gabriel Milito planteó un partido inteligente, preciso y concentrado, pero recibió un gol inoportuno de pelota parada. Buscó el empate y tuvo sus chances claras, pero no le alcanzó.

Ambos equipos no llegaban de la mejor manera al partido y las preocupaciones eran grandes para el Bicho, la vuelta apresurada de un Miguel Torrén imposible de ser reemplazado, los malos resultados previos, los malos planteos en los primeros tiempos, la falta de contundencia y los tantos errores mencionados fecha tras fecha. Boca también llegó mal, pero por más mal que haya llegado era el candidato a la final por la jerarquía de sus jugadores y sobre todo por lo extenso de su plantel.

Argentinos pudo ganarlo, en su mejor momento metió una pelota en el palo que de entrar, hubiera condicionado el resto del encuentro y aunque recibió el gol un par de minutos mas tarde, se recuperó y provocó un mano a mano que el arquero de Boca logró desviar con un manotazo certero. Poco después llegó la jugada de la polémica, un offside bien cobrado pero que por milímetros imperceptibles (los que hubo entre el pie de Nicolás Reniero y la pelota antes de buscar a Gabriel Ávalos) no fue un escándalo.

La pregunta que quedará para siempre es qué hubiera pasado si la jugada era al revés… la sensación es que el juez de línea hubiera levantado el banderín en el contacto de Avalos con la pelota independientemente de cualquier toque previo. Tras el fallo arbitral, Milito con su descontrol no hizo más que complicar las cosas, el equipo se perdió minutos muy importantes y, sobre todo, el envión con el que venía. Un error grave.

Los minutos transcurrieron y el final del encuentro dejó una clara figura, el arquero de Boca. Un ganador que se retiró apresurado y sin demasiado festejo tras una victoria injusta y un Argentinos dolido, muy dolido por haber realizado un buen partido en el que mereció un poco más.

De esta manera, el año de Argentinos, que arrancó con triple competencia, ha terminado. Se vienen tiempos difíciles en La Paternal, más allá de que buscará como pueda, clasificar a una copa. Ya llegará el tiempo de comenzar a pensar en todo lo que se viene. Por el momento, a pasar un nuevo trago amargo.

Mirá el resumen del partido:

 


SÌNTESIS: 

Boca Juniors (1): Agustín Rossi; Luis Advíncula, Carlos Zambrano (2ºT 34′ Lisandro López), Carlos Izquierdoz y Frank Fabra; Cristian Medina, Jorman Campuzano, Agustín Almendra (2ºT 46′ Edwin Cardona) y Sebastián Villa; Luis Vázquez (2ºT 20′ Norberto Briasco) y Cristian Pavón (2ºT 46′ Diego González).
DT: Sebastiàn Battaglia.
Suplentes: Javier García, Agustín Sández, Eros Mancuso, Alan Varela, Esteban Rolón, Aaron Molinas, Eduardo Salvio y Exequiel Zeballos.

Argentinos Juniors (0): Federico Lanzilotta; Kevin Mac Allister, Miguel Torrén (2ºT 38′ Luciano Gómez), Lucas Villalba y Elías Gómez; Javier Cabrera, Franco Moyano (2ºT 31′ Mateo Coronel), Gabriel Florentín y Gabriel Carabajal (2ºT 20′ Jonatan Gómez); Nicolás Reniero y Gabriel Ávalos.
DT: Gabriel Milito.
Suplentes: Leandro Finochietto, Jonathan Sandoval, Carlos Quintana, Marco Di Césare, Pablo Minissale, Enzo Kalinski, Diego Sosa, Matías Romero y Emanuel Herrera.

Gol: 2ºT 11′ Luis Vázquez (B).

Amonestados: 1ºT 25′ Carlos Izquierdoz (BJ), y 35′ Nicolàs Reniero (AJ). 2ºT 24′ Miguel Torrén (AJ).
Expulsado: 2ºT 24′ Gabriel Milito (DT AJ).

Árbitro: Fernando Echenique.
Asistentes: Maximiliano Del Yesso (1) y Facundo Rodríguez (2).
4º árbitro: Pablo Echavarría.

Estadio: Malvinas Argentinas (Mendoza).