Renuncia, sorpresa y desconcierto

Empiezo el título de esta nota con tres palabras que resumen brevemente la tarde-noche que se vivió en el día de ayer, luego de la eliminación de la Copa Argentina frente a San Martín de San Juan. Es que ni el más pesimista hincha de Argentinos Juniors podía imaginar que, además de la derrota, iba a recibir la impactante noticia de la renuncia de Gabriel Milito al mando del cuerpo técnico.

Quizás esta sea la derrota más dolorosa que sufrió el Bicho en los últimos años; por el momento del proyecto, por haber sido el entrenador que le devolvió la identidad a un equipo que es reconocido por su fútbol asociado, y, principalmente, por haberle permitido soñar a la gente con una sexta estrella en su escudo, luego de aquellos partidos históricos frente a Fluminense, y el triunfo ante el último campeón de la Liga Profesional (River Plate).

Desde Argentinos Pasión, estuvimos transmitiendo el partido en vivo y también intercambiando algunas palabras con los jugadores y cuerpo técnico en el aeropuerto, tras la eliminación. La sensación de los hinchas presentes era de absoluta tristeza y sobre todo de gran respaldo al entrenador, al grito de “Milito no se va”, a pesar de haber viajado y vivido una de las derrotas más dolorosas de los últimos años. Este gesto y reacción del público presente pone de manifiesto lo que representó el ciclo de Gabriel Milito y su cuerpo técnico a lo largo de estos casi 3 años dirigiendo al Semillero del Mundo.

Una etapa que sin dudas será recordada por todos, no sólo por sus logros deportivos (clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores 2021, Semifinal de la Copa Argentina 2021, Semifinal de la Copa de la Liga 2022, clasificación a la Copa Libertadores 2023), sino también por los futbolistas que ha logrado potenciar a lo largo de su ciclo logrando un récord histórico de ventas (algunos ejemplos: Elías Gómez, Gabriel Florentín, Matías Galarza, Fausto Vera, Gabriel Carabajal y Kevin Mac Allister). El hincha de Argentinos Juniors hoy puede contar con un plantel competitivo y grandes promesas (Federico Redondo, Santiago Montiel, Marco Di Cesare, etc), además de un futuro estadio renovado con el Master Plan, producto de las mencionadas ventas y el trabajo de un entrenador que, si bien no nació en Argentinos, tuvo su ADN desde el primer día que arribó al barrio de La Paternal.

En cuanto a las razones que derivaron en su renuncia, luego de sus declaraciones públicas y lo que pudimos obtener de información en el aeropuerto, el ex jugador de Barcelona manifestó que los últimos dos partidos fueron determinantes, sobre todo el de la Copa Argentina, donde el gran objetivo era salir Campeón. En el día de hoy pudimos conversar con el Capitán, Miguel Ángel Torren, quién nos manifestó que el plantel en su totalidad apoyó al cuerpo técnico y le pidió que continuara en el cargo.

Posiblemente, estas explicaciones sean insuficientes para comprender una decisión tan drástica, y más aún luego de aquella charla unos días atrás con los medios partidarios, en el predio del CEFFA, donde Milito dijo que se encontraba feliz de estar trabajando en el club.

Las respuestas a todos estos interrogantes seguirán rondando estos días en el mundo Argentinos Juniors; lo único cierto es que el Bicho hoy se encuentra en zona de copas internacionales en la tabla general y jugará frente Atlético Tucumán el día domingo, con Cristian Zermatten como DT interino. El ex mediocampista del Bicho tendrá el desafío de seguir sumando para que los fantasmas de la renuncia empiecen a desaparecer y la ilusión siga intacta.

Cronista - Redactor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *