Carlos Quintana: “Estar invictos ayuda a la confianza”

El defensor nos contó su análisis luego del triunfo frente a Gimnasia

Ni bien finalizó el partido frente al Lobo platense, una lluvia de aplausos invadió el campo de juego para agradecer al calvo defensor de Argentinos Juniors, que tuvo un partido excelente en la tarde soleada de sábado en el DAM.

Es que el defensor de 31 años, con la experiencia y oficio que lo caracterizan, fue fundamental en los últimos minutos para contrarrestar cada uno de los pelotazos que acechaban el área y la zona defensiva del equipo local.

En la zona mixta, obviamente Carlos era uno de los apuntados para contarnos un poco sus sensaciones luego de la victoria. Acerca de ésto, Quintana respondió con soltura: “El primer tiempo tuvimos un muy buen funcionamiento y creamos situaciones de gol. El segundo tiempo el partido fue distinto, porque tuvimos más contras y ellos se vinieron a base de pelotazos; pudimos haberlo liquidado antes, cuando ellos quedaban mal parados, pero no estuvimos finos a la hora de terminar las jugadas. Lo importante es que se ganó y se logró mantener el cero en nuestro arco”.

Argentinos Juniors es uno de los pocos equipos invictos en lo que va del torneo, y obviamente esto es fruto del trabajo que hacen Diego Dabove y sus dirigidos día a día. Le preguntamos a Carlos qué tan importante es el hecho de no haber perdido en esta Superliga; el experimentado defensor respondió: “Estar invictos ayuda a la confianza, sabemos que tenemos que seguir por este camino, obviamente mejorando, pero tenemos una buena base que hay que mantener”; y además agregó: “Hay una linda mezcla de jugadores de experiencia con muchos chicos jóvenes que están andando muy bien; este club se caracteriza por sacar buenos jugadores de las Inferiores, y nosotros estamos para acompañarlos y ayudarlos a crecer. Tenemos muy buen material y hay que aprovecharlo”.

Por último le preguntamos si cree que el equipo todavía tiene cosas para corregir, y acerca de esto nos decía: “Hay muchas cosas buenas que se rescatan, y otras para corregir. Gracias a Dios nos encontramos en una buena posición en la tabla, lo que nos permite trabajar más tranquilos y mejor para corregir los errores”.