Hasta siempre Chiche

Osvaldo Chiche Sosa, gloria e ídolo de Argentinos, falleció a los 75 años.

Dolor en el mundo del fútbol, pero sobre todo en la familia de Argentinos Juniors por la partida de Osvaldo Alberto “Chiche” Sosa, surgido en el club Almagro, supo defender la camiseta del Bicho en 124 partidos convirtiendo 34 goles durante dos etapas, la primera entre 1966 y 1968, y tras un paso por Independiente regreso en 1970, en la cual tuvo su debut como entrenador en simultáneo con su función de futbolista.

Deleito a los hinchas con su elegancia dentro del campo de juego, y también supo arrancar
suspiros de la platea femenina por su pinta. Contrajo matrimonio con la reconocida actriz del momento Marta González durante la década del 70.

Tuvo una extensa carrera como técnico y dirigió a Independiente, Racing, Huracán, Colón,
Chacarita, Talleres y Atlético Tucumán entre otros, pero sin dudas, su lugar en el mundo
siempre fue La Paternal, donde se puso el buzo de DT en siete ciclos diferentes. En total dirigió al Bicho en 297 partidos en los siguientes períodos, en últimas 7 fechas del re-clasificatorio del 1970; en el Metropolitano de 1971 tras la ida de Ángel Labruna dirige 3 partidos antes de la contratación del nuevo DT; en 1974; y en la temporadas 1981-82; 1992-94; 1996-2000 con ascenso incluido, y en la temporada 2004-05.
Se caracterizó por promover jugadores de Divisiones Inferiores, sin ir más lejos, fue quien hizo debutar en 1981 al joven Claudio Borghi de 17 años. El máximo logro como entrenador fue el inolvidable ascenso de 1997, la base de ese equipo también realizaría grandes campañas en Primera División. Tan bueno fue el desempeño en esos años que el Boca Juniors se interesó en sus servicios, algo que finalmente no se concretó.

Sin lugar a dudas, en el año 2001 el ex DT recibió el golpe más duro de su vida: el fallecimiento en un accidente automovilístico de su hijo Leandro; A pesar de ello, continuó su carrera como entrenador y pudo a su manera salir adelante.

Un luchador de la vida, en el año 2013 sufrió un ACV del cual siempre intentó recuperarse
junto a su última mujer Ana y su hijo Lautaro de 16 años, nunca estuvo desconectado del
mundo de la redonda y de sus amigos del fútbol. En los últimos meses, su salud se había
deteriorado agravándose por una neumonía.

Se nos fue Chiche, uno de los técnicos más importantes de la historia de Argentinos Juniors, los que peinan canas además de recordar sus etapas como entrenador, también lo harán por su despliegue en el campo de juego, los más jóvenes, los sub 40, lo recordaran como el bombero que aparecía en las bravas para apagar incendios, que se las arreglaba con muy pocos recursos para formar grandes equipos que le dieron infinidades de alegrías al hincha, como en su último paso, donde logro que el estadio Diego Armando Maradona sea imposible para que los denominados grandes se lleven un triunfo de él.

Chiche fue el único DT que dirigió al Bicho, en la antigua cancha de madera y en el actual Diego Armando Maradona.

¡Gracias eternas Chiche! Saludos a Francis Cornejo y Angelito Labruna, tres glorias que hicieron grande a la institución y hoy se vuelven a encontrar en el cielo.