Silva… bajito

Santiago Silva en los micrófonos de Argentinos Pasión

El del miércoles fue un gran programa de Argentinos Pasión Noche, con entrevistas a dos responsables de dejar afónicos a los hinchas de Argentinos Juniors cada vez que dan un pase a la red, Gabriel Hauche y el protagonista de esta nota, el Tanque Santiago Silva.

Nota de Gabriel Hauche  Click acá 

Con respecto a su actualidad en lo personal, dijo: “Me siento muy bien, y estaba con muchas ansias de ver a todo el grupo y al cuerpo técnico, de reencontrarme con todos los compañeros. El comienzo fue muy paulatino. Estuvimos 140 días entrenándonos encerrados; no para mejorar, pero sí para mantenernos en lo físico y en lo mental. La verdad que ahora ya estamos mucho mejor, poniéndonos muy bien, ya se notan cambios importantes, y se ven los frutos de esos 140 días que entrenamos y nos mantuvimos en forma”.

Pero también aclaró que no todos habían transitado de la misma manera los días de cuarentena y, sobre todo, de entrenamiento. “Fue raro, porque cada uno tenía sus espacios y limitaciones, fue algo inédito que nos tocó vivir, y no todos la pasaron bien. Creo que trae cosas positivas, mas allá de que hubieron momentos malos; para seguir adelante, cada uno se planteó llevar a cabo cada entrenamiento día a día, aunque se hizo difícil el auto motivarse; y cuando ya no quedaba motivación, aparecía la disciplina, esa a la que estamos acostumbrados desde chicos, de entrenar todos los días y ser constantes, eso fue fundamental. Así que estoy muy contento de que todo vuelva, y queremos empezar a jugar ya”.

En cuanto a la preparación, entrenamiento específico, y el reencuentro con sus compañeros, destacó: “No es como antes, que por ahí se corría demasiado; hoy en día se trabaja constantemente con la pelota, en cuanto al fútbol, por el protocolo ya se puede entrenar por grupos, y si bien no se hace fútbol en amistosos ni partidos entre nosotros, empiezan a aparecer los arcos chicos, los arcos grandes en espacios reducidos, y es importante, porque volvemos a estar con la pelota después de mucho tiempo. Todos tenemos algo nato, de cada uno, y eso no se olvida, pero se pierden diferentes movimientos y toques; no vamos a poder encontrar el 100% de nuestro nivel de acá a fin de año, pero vamos a buscar esa evolución y de a poco vamos a ir viendo cosas importantes en este campeonato de transición”.

Sabemos de la destacada y larga trayectoria del Tanque, en la que tuvo entrenadores de renombre y, haciendo un breve repaso, destacó a su entrenador actual Diego Dabove, llenando de elogios tanto a él como a su cuerpo técnico: “Me ha tocado estar con varios técnicos en mi carrera; por mi experiencia de bastantes años en el fútbol, creo que hoy, más allá de una táctica o un esquema, lo más importante de un técnico es que saque lo mejor de cada jugador. Veo que Diego tiene eso, te dá confianza, obviamente con responsabilidad; eso, y que sea recíproco, va por arriba de cualquier esquema y táctica. Obviamente que hay un orden, una forma de jugar, pero la manera de trabajar es muy dinámica, su cuerpo técnico, sus ayudantes, y sus profes, creo que están en gran nivel y lo están demostrando”.

También expresó ver un notable crecimiento en la institución desde que llegó. “Hay una evolución en todo sentido; soy nuevo en la institución (lo dijo dudando, ya que llegó hace un año), pero la evolución que se ve en el club en cuanto a infraestructura, cuerpo técnico y jugadores, más allá de que es el Semillero del Mundo y siempre se han vendido jugadores, pero hoy veo un ejemplo de institución en todo aspecto, y me pone muy contento poder estar, ayudar, y ser uno más de este proceso”.

Para cerrar, volvió a expresar sus deseos de volver a pisar el verde césped. “Ojalá podamos empezar a competir, vernos adentro de la cancha y dar lo mejor, hay un grupo sensacional; estamos viviendo algo importante; más allá de todo lo que se vive por esta pandemia, la institución y nosotros, se huele algo muy lindo y eso es importante”.